Me gusta decirles a todos que lo superé y que no fue para tanto, pero en el fondo sé que sigo sintiendo una culpa terrible y suelo llorar recordando lo que viví o lo que pudo haberme pasado.

Hace seis años solía hacer largos paseos por la costanera, me ponía mis auriculares y me sentaba por largas horas a ver el lago y hundirme en mis pensamientos.

En cierta ocasión me había cansado de la gente y me senté en una zona más alejada con rocas. En un momento dado me doy cuenta que se acercaba alguien. El ser miope y esa tarde ventosa de primavera que lograr empañar mis anteojos no me dejaron ver bien al hombre que tenía ahora a mi lado. Juro que pensé que era un amigo de mi hermano, dije su nombre y él me contestó que sí, que era él. Se sentó más atrás de mí y decía cosas sin sentido, yo empecé a sentir miedo y contestaba con monosílabos esperando que se vaya. En un momento, comenzó a tocarme las piernas y debajo de la remera, a estas alturas sabía que no era el amigo de mi hermano. Tenía miedo, miedo de que tuviera algo con que lastimarme. Comenzó a morderme las piernas, cuello y brazos. Él seguía detrás de mí, yo sólo sentía como movía las manos.

Estaba petrificada, no emitía sonidos, era mi primer contacto sexual en la vida, tenía miedo y estaba confundida. Sentí algo húmedo en la espalda, yo en el momento no lo supe, pero después entendí que él había acabado sobre mí. Me dijo “vení” e intentó llevarme a un lugar más alejado con matorrales, a lo lejos vi unos policías, me solté de él y caminé hacia ellos.

El hombre se fue por otro lado. Pero no dije nada.

Por dos años no lo dije, a pesar de que averigüé, pocos días después de lo sucedido, que su nombre era Javier, tenía 39 años y daba una clase de Aero yoga a la que iban compañeras mías y una esposa embarazada de ocho meses.

Tuve vergüenza de decirlo porque no me defendí, porque no grité ni me resistí. Yo sé que no lo hice porque tenía miedo, pero luego de que algunos opinaran sobre lo que me pasó me di cuenta que la única que iba a quedar mal y estúpida era yo.

Hoy hago bromas al respecto porque sé que no lo superé.

(Visited 1.050 times, 1 visits today)