Soy una adolescente, y como muchos de ustedes, he sufrido muchos pero muchos cambios en mi vida, tanto físicos como mentales.

A mis seis años mis padres se divorciaron, fue muy difícil para mi, pero eso y sólo eso me a hecho ser la persona que hoy soy. Me siento orgullosa de poder decir que hago las cosas por mí y para mi, porque sé que nada en esta vida es gratis. Si quiero algo tengo que luchar por conseguirlo, pero me cansé de esconder lo que siento. Como toda adolescente tengo mis problemas, corazones rotos, amistades falsas, escuela interminable, y sé que esos problemas los tienen todos, en verdad desearía poder cambiar las cosas y hacerlas más simples. Quisiera que todos me comprendieran, sé que las cosas no son así y debo aguantarme, pero llegué a un punto donde sólo quiero contar mi historia.

Hoy aquí me siento feliz de al fin escribirlo.

Con tal sólo 10 años sufrí de problemas alimenticios y de ansiedad, comía a morir a causa de que seguía sin superar el hecho de que mis padres estuvieran divorciados.

A los 12 años, al entrar a secundaria, me empecé a dar cuenta de que mi físico no me gustaba, ¡y claro! ¿a qué niña le va gustar sentirse diferente a sus compañeras?

En verano del año pasado, sufrí de anorexia y bulimia, de tan sólo decirlo me da vergüenza, ya que fue algo que tuve que superar sola.

Hasta el día de hoy puedo decir que me sigo sintiendo mal por cómo soy, cosa que no le deseo a nadie, pero estoy empezando a aceptar que soy linda y me debo querer tal cual soy. Por eso te digo a ti que estás leyendo esto, que no te dejes llevar por problemas que sufres en tu adolescencia, todo en este mundo tiene solución, si de amores o amistades se trata que no te importe. Somos adolescentes, estamos en edad de hacer y deshacer, de que nos rompan el corazón una y otra vez, de aprender de las experiencias vividas, de valorarnos, creer en nosotros, confiar, hacer amigos, no nos limitemos a creer, los tiempos de Dios son perfectos, nosotros somos los que elegimos como queremos nuestro destino.

A ti que estás leyendo esto, si llegaste hasta aquí, déjame decirte que debes sentirte orgullosx de lo que eres. Lucha por lo que quieres y ámate, porque está etapa sólo se vive una vez, y deja una marca en nuestra historia, con cariño, desde un cuarto oscuro y lágrimas es los ojos.

(Visited 179 times, 1 visits today)