Soy Iara, tengo 29 años y quiero contarles mi historia.

Durante 10 años, desde que tenía 8, fui abusada sexualmente por un amigo de la familia. Este sujeto me tenía constantemente amenazada, me decía que iba a matar a mi familia, que iba a incendiar mi casa o que me haría cosas feas si yo abría la boca. Siempre intenté esquivarlo, pero él hacía lo posible para encontrarme. Viví reprimida en mi cuerpo y muchas veces pensé en suicidarme.

Un día, hablando con amistades, pude desahogarme y contar toda la historia. Mis amigos me dieron el valor de poder hablar sobre lo que me sucedía. Luego pude contárselo a mi madre, quien cayó en llanto. Mi padre fue a la casa del sujeto y lo castigó.

Días posteriores fuimos a un abogado amigo de mi padre y conté nuevamente lo que me había pasado. El hombre me acusó de estar mintiendo y me dijo que no se podía hacer nada porque yo era grande y nadie iba a creerme.

Hay muchas más situaciones, pero prefiero dejarlo ahí. Es muy doloroso recordar todo esto, durante años tuve pesadillas y viví asustada de todo. Cada noticia sobre violaciones que veo en la televisión me vuelve a llevar al pasado.

Cuanto mi historia porque no quiero que otras niñas o mujeres pasen mi mismo que pasé yo. Esta mancha no se quitará nunca más, sólo hay que aprender a vivir todos los días.

Denunciemos todo tipo de acoso y de maltrato. No nos quedemos calladas, hagamos respetar nuestros derechos.

(Visited 116 times, 3 visits today)