El 27 de marzo del 2016 decidí salir de fiesta con una amiga. Estábamos todos bailando y tomando cuando apareció un chico de mi ciudad y quiso bailar conmigo. Hablamos durante un rato largo y en un momento me ofreció de su trago, y sin pensarlo, acepté. Una hora más tarde, estaba siendo arrastrada de la fiesta por este chico. Creyendo que yo estaba inconsciente, me subió a su auto y me llevó a su casa.

Amanecí al otro día, desnuda, golpeada y sin recordar nada. Mi estaba mamá afuera de su casa, desesperada, pensando que me había pasado lo peor, y eso se cumplió.

Tengo secuelas de esa noche, nunca más pude establecer una buena relación. Sigo yendo a la psiquiatra y estoy medicada contra mi depresión, las constantes crisis de llanto y nervios, el autoestima bajo y las pesadillas recurrentes.

No me animé a denunciar porque mi ciudad es chica, y él niega todo. No tengo pruebas más que mis recuerdos y lo que sufrí después. Sólo espero que este desgraciado pague por lo que me hizo sufrir y que no vuelva a hacerlo nunca más.

(Visited 279 times, 1 visits today)