Mi abuelo estaba enfermo por lo que mi mamá me pidió que me quedara a dormir en su cuarto para cuidarlo, yo ya lo había cuidado antes.

Esa noche me quedé en una cama y él en otra. A la madrugada me desperté porque sentí algo raro y cuando abrí los ojos vi que mi abuelo me había levantado la blusa y estaba tocándome. Cuando él vio que me desperté se fue rápidamente a dormir. Al siguiente día me pidió una disculpa.

Años después se lo conté a mi mamá y me dijo que a ella le había pasado lo mismo de niña. Ella me pidió mil disculpas.

Yo quise tanto a mí abuelo y creo que lo que hizo fue a causa del machismo que está profundamente arraigado… Nunca olvidaré los buenos momentos que pase con el, yo ya lo perdoné.

(Visited 197 times, 1 visits today)