De chica me pegaba y me era infiel con cuanta mujer se le cruce.

Nos separamos después de dos años, pero aún nos seguíamos viendo. Cuando quedé embarazada de él, me abandonó. Después de un año lo perdoné.

Desde entonces mi vida volvió a hacer un caos, ahora mismo está al lado mío mientras yo escribo esto. Estoy cansada, ahora disminuyeron los golpes, pero el maltrato psicológico que ejerce en mí, es infernal. Su violencia pasa desde hacerme creer que dije algo que nunca dije hasta hacerme sentir culpable de cosas q no me tendría porque sentir así, como cuando se enoja al lavar los platos y crea un clima tenso en el hogar.

Ya no aguanto más, me aleja de a poco de todo el mundo, me revisa los mensajes, les clava el visto a mis amigos y no me avisa que me escribieron. Me ha llegado a pegar en frente de mi hijo, pero dice que es mi culpa, que él sólo me frenaba.

Quiero salir adelante. No quiero esto para mí ni para mi bebé. Ojalá tome valor de dejarlo.

(Visited 138 times, 3 visits today)