Situación 1: Nula Autoestima

Adolescente de 16 años responsabilizándose a sí misma del divorcio de sus padres. Es una especie de madre suplente para sus hermanos y siente que no es amada.

Situación 2: ¿Amor?

Conoce un chico de su edad. Este le promete el cielo y las estrellas. Finalmente el príncipe azul ha llegado, por fin alguien la amará.

Situación 3: Mentiras

La relación no es aceptada por sus padres. Ella, convencida de que el amor es más fuerte que todo, empieza a escaparse y a mentir para poder encontrarse con su “amor”. Se aleja cada vez más de su familia.

Situación 4: Pasiones que matan

El amor cuesta, es duro y doloroso. Él enferma de celos, no la deja tener amigos, ni salir sola. Mientras tanto, él mantiene relaciones casuales con otras mujeres. El romance se desvirtúa y mediante presiones psicológicas y promesas de amor, mantienen relaciones sexuales. Él decide cuándo y dónde, si se cuida o no.

Situación 5: Somos Dos

Ella descubre que está embarazada. Cuando su familia se entera, la echan a la calle pero, una semana después, la obligan a volver. Se le prohíbe salir de la casa y ver a su novio. Se le comunica que debe intervenir su embarazo y bajo ninguna circunstancia podrá negarse. Mediante cartas logra dar aviso al padre del niño, expresando el miedo que la consume.

Situación 6: Aborten Misión

Es trasladada a una clínica, luego de acuerdos en los que ella nunca participó. Un médico le introduce “algo” en su interior. Esa noche siente que su cuerpo se desgarra y la sangre no deja de brotar. Temprano en la mañana es llevada a una casa y la hacen entrar a una especie de quirófano comprendido por una colchoneta sobre una mesa y una palangana. El médico aguarda con su bata y sus instrumentos sobre una silla mientras a ella se le indica que se quite la ropa y se recueste sobre aquella mesa. De repente, el operativo policial irrumpe en la clínica clandestina, todos son esposados y ella es obligada a quedarse en un rincón. No se le permite vestirse y se hace entrar al fotógrafo y a los testigos para que registren la escena. Luego, ya en una ambulancia, es trasladada a un hospital.

Ella no para de llorar. Ese día cientos de personas le pidieron que abra sus piernas, la revisaron y decidieron su destino. Se siente un simple objeto. “Si había algo, ya no hay nada” dice un médico. Lo último que oye antes de que la anestesia surta efecto es una médica diciendo “Si no nos cuidamos nosotras, nadie más nos va a cuidar.”

Situación 7: No existís

De regreso en su hogar, su familia la culpa de todo lo sucedido. Se le prohíbe hablar u opinar y comienza el maltrato físico y psicológico. Si se atreve a hablar, su padre le pega dejándole moretones y cortaduras en el cuerpo. El terror la invade, se le repite una y otra vez que ella es una puta y se la compara constantemente con basura. Todo esto causa confusión en su cabeza y comienza a odiarse a sí misma, todo empieza entre lágrimas y termina en auto flagelaciones. Sólo el dolor calma el odio que ella siente por lo que pasó. Todas las noches ruega a dios morir y maldice al verse despertar al otro día.

Situación 8: Fuga

Ella logra terminar la secundaria y con 18 años huye a otra provincia. Allí estudia una carrera, hace nuevos amigos y conoce un hombre que la escucha y la ayuda a salir adelante. Poco a poco, ella deja de auto flagelarse física y mentalmente, y deja de temerle a la opción de ser madre.

Hoy en día, al despertar, agradece todo lo nuevo que la vida le ha dado. Puede encontrar felicidad hasta en las más pequeñas cosas, pero cuando llega la noche, la basura bajo la alfombra suele salir a atormentarla y muy profundamente ella sabe que la sangre nunca dejará de brotar.

(Visited 1.137 times, 1 visits today)