Mi novio es un gran chico y lo amo. Tenemos una niña juntos, pero no sé qué pensar después de lo que voy a contarles:

Una noche salimos a un reencuentro con nuestros compañeros del colegio. Comimos, tomamos y jugamos juegos. Yo no suelo tomar, entonces esa noche terminé haciéndole una escena de celos a causa del alcohol. Comenzamos a discutir y a decirnos cosas muy feas hasta que mis amigas intervinieron para calmar las cosas. Después de un rato, decidió irse, dejándome en una casa que no era la nuestra, sin dinero ni celular, porque se supone que volveríamos juntos. Lloré un rato con mis amigas y unas horas más tarde decidí volver a mi casa porque lo único que quería era estar con mi bebé. Todos me dijeron que no vuelva, argumentando que podía pasarme algo, pero tampoco querían prestarme dinero para un taxi. Al final, uno de los amigos de mi novio se ofreció a acompañarme, lo cual acepté cuasi olvidando el miedo que le tengo a los hombres desconocidos, producto de los abusos que sufrí en mi infancia.

En el camino a casa, cuando estábamos casi por llegar, el chico me abrazó e intento besarme. Entre los jalones y empujones que daba para intentar salir, me violó. Me quedé callada, sin hacer nada tal y como me había sucedido en mi niñez. No pude ni gritar porque estaba en shock, tan sólo lloraba esperando que mi novio viniera a salvarme. Pero nunca llegó porque se había ido a tomar con sus amigos, despreocupado de lo que pudiera pasarme.

El chico me pidió disculpas, me ofreció dinero y toda clase de cosas para mi hija a cambio de que me quedara callada. Yo sólo quería irme así que le prometí que no diría nada.

Cuando llegué, revisé mi teléfono. Eran las 2 de la madrugada y no tenía ni un mensaje de mi novio preguntando si estaba bien o si había podido volver a casa. Con la rabia del momento, le envié un mensaje contándole lo que había pasado y que todo era su culpa. Luego me dormí.

Al día siguiente me llamó porque no me creía, vino a verme y le conté todo. Me pidió disculpas y me prometió que su amigo pagaría por lo que me hizo. Aunque yo sabía que eso estaba mal, acepté que lo hiciera. También acordamos ir a terapia para arreglar nuestra relación.

No quise contarle a mis padres ni a nadie más por miedo a que culpasen a mi novio.

Dos meses después, vimos a su amigo. En ese momento se me aflojaron las piernas, sentí que me desmayaba y reviví en mi memoria aquel momento. Se acercó a saludarnos como si nada hubiese pasado. Evidentemente mi novio no había hecho nada. Ahora me muero de rabia e impotencia por ello, no puedo entender cómo no fue capaz de hablar con él o hacer algo. ¿No se supone que quien te ama debe defenderte? ¿O será que no me ama?

(Visited 870 times, 1 visits today)