Cuando tenía 22 años y estaba cursando el 5to año de mi carrera me puse de novia con un chico que era entrenador en el gym al que yo iba.

A los 3 meses él se mudó a un departamento para vivir solo. Era ahí donde, muchas veces, me encerraba cuando nos peleábamos. No dejaba que me vaya. Además me revisaba el celular, y me hacía escenas de celos por mensajes de antes que yo lo conociera. Me llamaba puta, no me dejaba que me junte con mis amigos , ni siquiera que vaya a visitar a mi familia. Comenzó a irme mal en la facultad porque él no me dejaba estudiar, intentó en ocasiones ahorcarme y romperme una silla en la cabeza. Me hizo caer por las escaleras y así podría seguir relatando.

Fueron muchas las veces que intenté dejarlo. Miles. Pero él me amenazaba. Un día discutiendo me pegó en la cara una piña y ahí reaccioné. Un año me costó. Pero aprendí que siempre podes dar ese paso, decir basta y hablar.

 

(Visited 112 times, 1 visits today)