Soy de las Islas Canarias, España. Cuando ocurrió esto yo tenía 13 años.

Estudiaba 2° de la E.S.O. En el último trimestre del curso me cambiaron de sitio y me pusieron al lado de un niño muy amable según contaban, por lo que me puse muy contenta. Al principio era tal cual me lo habían contado, jugaba a juegos de retos pero todo inocente. Después de un tiempo intentó tocarme y yo me negué, pero lo único que hice fue empeorarlo todo. Me pegó, y como no supe cómo reaccionar lo volvió a intentar.

Por mucho que yo me negara siempre conseguía tocarme y pegarme. Tenía mucho miedo, no conseguía contárselo a nadie. El mal trato no sólo era físico, también me enviaba mensajes de WhatsApp en los que me amenazaba e insultaba.

Pasó el tiempo y sinceramente tengo que admitir que fui cobarde y no me enfrente a él. Lo único que lo paró fue él verano, aunque no todo terminó. Me siento culpable de todo lo que pasó y por eso tengo crisis nerviosas en las que me autolesiono. Hoy llevo 4.5 meses sin cortarme.

(Visited 254 times, 1 visits today)