Me gustaría ser un poco más breve y no alargar este confección me para que entienda poco el contexto de esta historia se los contare desde el principio.

Cuando tenía alrededor de 11 años se mudaron a mi colonia unos vecinos nuevos, y como era la casa más bonita que hay dentro del área, fui a ver quiénes eran. Allí me encontré con el señor de la casa, se presentó muy amablemente y luego a su esposa y su hijo de 9 años. El chico me pareció muy reservado, hasta un tanto infantil, pues llevaba consigo un peluche y se chupaba el dedo. Recuerdo que me dio tanta risa que pensé que era cosa de niños ricos. Al final intenté llevarme con él, le presente a mis amigos y a mi familia para que se integrara. Pero era extremadamente tímido y no entablaba conversación con nadie, especialmente con los chicos de la misma edad. Hice todo lo posible por integrarlo, pero debo confesar que hasta yo terminé haciéndole bullying por su apariencia afeminada.

A los tres meses nos invitó a su casa, fuimos un amigo, mi hermano y yo. Allí nos presentó a su hermana mayor: era la niña más hermosa que había visto. Los tres nos quedamos impactados. Intenté hablarle, pues era de mi misma edad y como era nueva en la colonia, seguramente no tendría muchos amigos. La chica salió corriendo a su cuarto sin decir nada. Luego su mamá me explicó que era igual de tímida que su hermano.

Pasados 2 años ya había logrado tomar confianza con ambos, y para sus padres yo era prácticamente un miembro más de la familia.

Un día estaba jugando gamecube en el cuarto de mi amigo y me confesó que le gustaba ponerse la ropa de su hermana y de su mamá, yo sólo me reí y le dije que dejara de bromear. Me contestó que también se sentía raro con los otros chicos. Recién ahí entendí la situación: mi amigo era gay, pero ni el mismo lo sabía aun.

Durante los días siguientes su hermana me llamó llorando por teléfono diciéndome que unos chicos le dieron una golpiza a su hermano. Fui a verlo inmediatamente. Estaba todo golpeado, con moretones y chupones en el cuello, y su guayabera de la escuela rota. Le dije que debía contárselo a sus padres, y que si él no les decía, lo haría yo.

No sé bien qué pasó, pero al día siguiente en la escuela había policías, un secretario de educación y los padres de mi amigo. Un escándalo. Resulta que había sucedido lo que sospechaba: habían abusado de mi amigo. El problema fue tan grande que sus padres tomaron acciones legales contra la escuela. Los abusadores fueron expulsados y la escuela terminó cerrando sus puertas. Y Por último, se fueron de la colonia, ya que el escándalo había llegado a oídos de todos.

Se fueron sin dejar rastros y sin despedirse, eso me dolió mucho porque sabía que no los volvería a ver.

Al término de 3 años volvieron a mudarse a 5 cuadras de mi casa. En cuanto los vi, me largue a llorar. Cuando por fin nos calmamos, le pregunte a su hermana por mi amigo. Se quedó callada un instante y me contó que estaba en Estados Unidos estudiando con su tía.

Fueron pasando los días meses y nuestra relación volvía a ser a la de antes. Allí fue cuando decidí a declararle mi amor a la hermana de mi amigo.  No sólo quería que fuera mi novia, sino que en un futuro lejano ser mi esposa y madre de mis hijos. Fue así que me confesé sin titubeos ni miedo. Le dije todo lo que sentía desde pequeño, y para mi sorpresa, ella respondió que sentía los mismo. Actualmente ya pasaron 2 años de aquella confesión y seguimos estando juntos.

Este año mi novia me dijo que había venido su hermano para el país y que quería que habláramos todos. Llegué a la casa y todos estaba reunidos, su padres, mi novia y una chica. Cuando la vi la quedé viendo bien de pies a cabeza y su padres me despejaron la duda, efectivamente era mi amigo de la infancia, ahora era una chica. Yo quedé sin habla, el aliento se me escapó hasta que vino a abrazarme, me dijo que me extrañaba y que todo el tiempo pensaba en nuestra amistad. Yo estaba confundido, pues siempre supe que tenía tendencias homosexuales, pero verlo convertirlo en mujer era demasiado para mí.

Al final tuvimos una conversación de horas tratándome de explicar todo. Sus padres me contaron que efectivamente el episodio del abuso que recibió a los 11 años fue un intento de violación, y ese día le confesó que era homosexual y que uno de los abusadores era un chico que le gustaba. Mi amigo le había confesado esto, y el niño se los contó a sus amigos, lo que luego desencadenó en el abuso. También hablaron de que no se sentía cómodo con su cuerpo desde los 6 años, pues le gustaba ponerse las faldas de su hermana y tacones de la mamá. Todo esto los había tomado por sorpresa, platicaron con él pero nada resultó, así que al fin de todo decidieron apoyar a su hijo irse lejos a los Estados Unidos, ya que allí son un poco más abiertos con el tema de la homosexual en niños y adolescente que en países de Latinoamérica. Se mudaron a Atlanta, donde hay clínicas para niños homosexuales. Es una especie de clínica para ayudar a sus padres a entender y explicar el proceso de cambio físico y mental que lleva en niño o niña, no sólo a sí mismo, sino con familiares,  vecinos y el entorno que lo rodea para afrontar los prejuicios de la sociedad.

Me explicaron el proceso que está pasando mi amigo, pues lleva 4 años de tratamiento hormonal y está comenzando el proceso de adaptación de vida que consiste en 4 años viviendo tal cual como una mujer. Este proceso se hace para que el sujeto se sienta cómodo con su cuerpo, pues desde este punto el tratamiento hormonal se reduce al igual al psicológico. Esto se hace para que el sujeto pueda decidir si sigue con el cambio de sexo o se arrepiente, ya que en este punto los cambios son reversible. Los cambios que yo vi fueron mucho, creo que además ayudó mucho su aspecto femenino, a tal punto que ya no parecía un varón, pues tenía su cuerpo muy desarrollado. Incluso me atrevería a decir que tiene mejor cuerpo que su hermana. Lo único que le faltaba era la operación de implantes mamarios y vaginoplastia, pero se realizara una vez terminado el proceso de adaptación social y fuese mayor de edad. Los psicólogos le recomendaron  que estaría preparado a los 24 años actualmente tiene 16 años de edad.

Terminada nuestra reunión llegué a mi casa pero no les conté ni a mi hermano ni a mi madre, pues a mi amigo lo conocían como un chico y explicarles que ahora en una mujer sería muy difícil.

(Visited 227 times, 1 visits today)