Cuando tenía aproximadamente 5 años un tío intentó violarme. Todavía veo su cuerpo encima de mí.

Por los siguiente años me manosearon mi abuelo, un vecino y un amigo de mi hermano. No lo dije hasta que conocí al papá de mi hija, quien me prohibió todo y me alejo del mundo.

Lo encontré siéndome infiel con su media hermana y me pegó. Tomé pastillas porque me quería morir, pero desperté luego de estar inconsciente durante bastante tiempo, y cuando lo hice me dijo que yo lo había engañado a él y que me perdonaba.

Cuando decidí separarme me dijo que me había penetrado por detrás mientras estaba inconsciente porque “el debía ser el primero”. Su padre, mi ahora ex suegro, me dijo también que me había visto los pechos. El hombre es pastor.

No confío en los hombres.

Lo cuento por que es mi historia.

(Visited 262 times, 1 visits today)