Tenia entre 7 y 8 años cuando un tío llegó a casa de mi mamá. También estaba mi primo, aunque no recuerdo como sucedió, pero de pronto me sentó en un sillón y metió su mano dentro de mi short para tocarme la vulva. Después lo pensó mejor y cambió su mano para tocarme el ano. Yo no sabia que era lo que estaba pasando, pero mi primo sí lo sabia, tenia 13 años y no dijo nada.

Lo comprendí recién cuando fui mayor. Afortunadamente, solo fue eso. Recuerdo muy poco pero me quedaron grabadas sus palabras: “no le digas nada a tu mamá porque se puede enojar”.

Han pasado más de 20 años y nunca he dicho nada, nadie me creería, menos mi mamá ya que este tío era su hermano mas querido. Y digo era porque ya está muerto. Era alcohólico. Se casó y tuvo 3 hijos, la mayor era niña. Después se divorcio y su ex esposa argumentó en su momento que era porque era un borracho. Después ella se volvió a casar, y el marido también es un borracho. Y mi mamá siempre dice: “no entiendo porque dejó a mi hermano, si este es igual” y yo pienso para mis adentros: “hay mamita, ojalá que sólo sea por eso y no porque le haya querido hacer lo mismo que me hizo a mi”.

Ahora estoy casada y el único que lo sabe es mi esposo. Él si me cree.

(Visited 176 times, 1 visits today)