Un día fui a una fiesta con unas amigas. Tenia unos 16 en esa época y nunca había tenido novio, ni tampoco había dado mi primer beso.

Estaba bailando con mis amigas cuando, de repente, un chico borracho que era el primo de una de ellas me hizo dar una vuelta y luego me agarró y me besó. Lo empujé y le pregunté qué le pasaba. Estaba opa y asqueada porque me puso la lengua, ni siquiera fue un beso.

Mis amigas no lo vieron, sólo una chica que no era amiga mía y se estaba riendo. Quedé traumatizada y con mucho asco, tanto que no quise contarles porque tal vez también se reirían. Y además, era primo de una de ellas, no quería problemas.

Creo que por eso ahora me da miedo estar en una relación con un chico…

(Visited 125 times, 1 visits today)