Mi papá y mi mamá nunca se quisieron. Lo recuerdo bien, las peleas constantes sobre cosas estúpidas, los gritos, mi mamá llorando a la madrugada o levantarnos a las 2 de la madrugada para agarrar un bolso, un poco de ropa e irnos a casa de un familiar porque se peleó con papá. Y luego él ni disculpas pedía.

Esto pasó hasta mis 7 u 8 años, luego simplemente peleaban y no hablaban por días pero nada más.

Cuando tenía al rededor de 10 u 11 años comencé a darme cuenta de todo, de que mi familia no estaba bien, de que mis padres solo fingían quererse o que a veces estaban a los besos pero al poco tiempo volvían a pelear. Yo no lo veía en ese entonces como algo malo por el simple hecho de que pensaba de que “son cosas en casa de todos”.

Festejar año nuevo, navidad o reyes magos era un infierno. Y ni hablar de mi cumpleaños o de mi hermana, todo acababa mal con una mujer y un hombre de 57 y 58 años gritando y una nena de 12/13 llorando junto con su hermana que ya estaba acostumbrada a esas cosas.

Cuando mamá murió, al rededor de un año, todo empeoró, yo para ese entonces era consciente y tenía miedo de lo que pasaría si me quedaba con papá a cargo. Estaba con sentimientos revueltos en el estómago. Jamás me lleve bien con mi mamá, pero era ella con sus malos tratos y sus palabras hirientes o papá y sus golpes. Todavía recuerdo al hipócrita llorando y “pidiendo un milagro” pero..como era un mantenido, quizás lloraba por la comodidad que jamas volvería a tener.

¿Y ahora? cada día es peor. Papá grita y se queja de cosas simples como lavar platos, cosa que nunca hizo antes. Varias veces incluso me golpeó cuando mi hermana no estaba.Y aunque busqué ayuda todos me dijeron lo mismo: que papá estaba “triste” por lo de mamá, y era mentira, toda esta familia es una mentira.

A mi edad, comienzo a considerar el suicidio una opción, hasta robé varias veces dinero de mi casa para comenzar a ahorrar e irme de una vez a otro lado fingiendo que lo gastaba en la escuela. Pero ya lo sé, las cicatrices físicas sanan. Sin embargo, aun quedan heridas abiertas del alma, de esas que nunca se van ni se piensan ir.

(Visited 61 times, 1 visits today)