Primero que nada, mi nombre es Cecilia. Quizás mi historia no sea tan chocante como las demás, puede que incluso ni les interese. Pero estoy escribiendo esto por mí, no por ustedes.

Tenía catorce años cuando fui a los exteriores de mi prima, quien era unos meses mayor que yo. Ahí conocí a Matías. De mi altura, ojos verdes, cabello castaño claro, ni muy lindo ni muy feo. No me llamó la atención para nada, pero, sin embargo, a mi amiga sí.

Luego de los exteriores, recibí la solicitud de varios de los chicos que habían ido. La mayoría me caía bien. Matías me hablaba supuestamente para hacer un enganche con su amigo. Mentira, supongo que cometió la típica traición entre compañeros.

Lo volví a ver en el cumpleaños, se pasó todo el día sentado como un amargado, mientras la novia se sentaba arriba de otros gurises. Yo coqueteaba con otro chico, al que al final besé, total no tenía novio ni nada por el estilo.

A las semanas hablar con él se volvió bastante entretenido. Me contaba lo que hacía todo el día. Si bien se la creía un poquito y recién había terminado con su novia, al poco tiempo comencé a sentirme atraída por él. Al principio sólo nos vimos por algunas juntas en grupo. El primer beso que nos dimos fue en el Nuevocentro (un shopping de Uruguay, de donde soy).

Con el tiempo nos volvimos novios. Era tierno, humilde y le gustaba hablarme. Fue a casa el día de mi cumpleaños, me divertí, aunque él no participó mucho, y lo único que quería hacer era besarme, cosa que no me parecía estando todos mis amigos.

Confiaba en él plenamente, me enamoré, le entregué mi virginidad y le conté mi secreto más horrible (un intento de abuso sexual cuando era una niña). Cuando lo hice… ¡Y qué mal fue hacerlo! Dijo que no sabía si quería estar conmigo porque quizás era una puta. También se enojó cuando se enteró de que con mi ex había hecho cosas medias subidas de tono, y me obligó a bloquearlo. Yo creí que era Rodrigo (mi ex), sí era un buen amigo mío.

Matías me celaba mucho, y para mí estaba bien. Creía que intentaba protegerme, que estaba siendo tierno, etcétera. Así, poco a poco, fue apartándome de mis amigos varones, no quería que usara más Facebook y si lo hacía, intuía que era porque estaba hablando con algún hombre.  Jugábamos de mano en ocasiones (no porque yo quisiera) y a veces se pasaba de bruto.

Un día… lo superó.

Los hematomas en brazos y piernas eran algo común ya. Pero el día que me hizo llorar por un golpe, lo recuerdo muy bien. Estábamos jugando de mano en mi habitación y me dio una cachetada. No esas bofetadas suaves, no. Una que me giró la cara, una que me hizo sentir tan avergonzada y humillada. Tapé mi rostro con mi almohada mientras esperaba a que las lágrimas dejaran de brotar, y me pellizcó para que le diera atención. Un pellizcón de esos que te dejan moretones, sí. A pesar de eso, yo no quería parecer débil ya que siempre odié eso, entonces cada vez que jugábamos de mano intentaba devolverle los golpes. Era toda una mala costumbre que nos habíamos agarrado los dos.

Luego comenzaron los escupitajos, odiaba que me escupiera en el rostro y se riera como si fuese gracioso porque claramente no lo era.  En ocasiones se ponía encima de mí, comenzaba a sentirme encerrada y me desesperaba por salir. Me daba miedo. Creo que el miedo es una de las peores cosas que se puede sentir.

Se ponía celoso hasta de Clara, ¡Mi mejor amiga! Y no le gustaban mis otras amigas porque para él tenían pinta de “putas”. Yo nunca podía salir a ningún lado porque se disgustaba, pero claro; obviamente él si podía llegar a las dos de la mañana después de irse de joda con los amigos.

Un día me contó que su padre golpeaba a su madre; y por eso se habían separado, que lo agarraba del cuello y lo levantaba del suelo, que lo trataba como mierda. También decía tener miedo de ser como su papá y yo siempre le consolaba diciéndole que no era así, que era una buena persona, incapaz de herir a otra. Mentira.

En una ocasión, que recuerdo perfectamente, no pudo excitarse por el condón. Entonces me miró con desprecio y dijo “Si eso es todo, te podés ir”. Nunca me habían tratado así, como si fuese una prostituta. Recuerdo haber agarrado mis cosas, y cuando estaba por salir se acercó casi llorando a pedir disculpas. En otra ocasión, yo había salido con mi mejor amiga a un cumpleaños de quince. Le tenía que hablar en todo momento o sino se enojaba. Me dijo tantas cosas por WhatsApp que me encerré en un cubículo del baño de chicas para ponerme a llorar. Clara tuvo que sacarme de ahí.

Muchas veces me pidió fotos desnuda, todas se las negué, puesto que mi madre me había dicho toda la vida que hacer eso estaba mal. Pero él se enojaba muchísimo cuando no hacía lo que él pretendía que hiciese.

Creo que siempre tuve mi carácter, incluso si Matías me tenía controlada, en algo siempre me revelaba. En algo siempre discutíamos, en algo tenía la culpa.

Mía, mía, y mía.

No me gustaba que me viese como si fuera su posesión, no me gustaba que dijera que si yo lo dejaba se suicidaba. No me gustaban muchas cosas de él.

Hubo un día, un feo día, en que me golpeó un seno solo “para ver si dolía”. Desde que salíamos me había dicho que en alguna ocasión lo intentaría, no le creí. Supongo que debería haberlo hecho.

No sé cuál fue el punto en que reaccioné y en que me di cuenta que sus celos no eran normales, pero lo dejé. Vino a llorar a casa, me bloqueaba para que yo no lo bloqueara en Facebook y luego desbloqueaba para mandarme algún mensaje. Yo ya le tenía miedo.

Un día tuve que irme porque me dijo que vendría, incluso cuando le aseguré que no estaría. Mamá lo echó.

La primera persona a quien le conté fue a Rodrigo, sí, a ese ex novio que él no quería cerca de mí. No saben cuánto me ayudó, mucho menos cuanto le debo.

Hoy, hace más de ocho meses que terminé con él. Siguió mandando mensajes hasta hace unos días, probablemente continúe haciéndolo por un tiempo más hasta que se aburra.

Lo único que puedo decir es que ya no le temo, tengo a alguien amoroso a mi lado y comprensivo, que siempre querrá lo mejor para mí. En cambio, ¿Matías qué tiene?

Nada.

(Visited 1.074 times, 1 visits today)