Hace 6 meses que tengo una relación, tenemos 19 años ambos y tuve la mala suerte de enamorarme profundamente de él.

Desde un principio fue violento conmigo, me llamó puta y me dijo que yo era una cualquiera. Todo esto a causa de sus estúpidos celos, a los cuáles yo nunca di un motivo, siempre le he sido fiel porque lo amo.

Durante todo este tiempo me hizo mucho daño psicológico que aún no supero, como querer saber con cuántos hombres me he metido sexualmente solamente para hacerme sentir que estaba mal.

Me volvió insegura. Gracias a él comencé a cortarme y a lastimarme físicamente.

La inestabilidad en nuestra relación se volvió constante, la falta de respeto por su parte y todo el dolor que me causaba también.

Siempre, inmediatamente después de pelear, quería sexo y hasta una o 2 veces se lo concedí solamente por complacerlo.

Ahora las cosas que me dice o como me trata dejan de importarme poco a poco, pero solamente abren las heridas pasadas que me dejó en el corazón y que él, como es común en un hombre que se cree perfecto, no acepta o intenta justificar.

Quiero dejarlo, pero lo amo y me va a doler aunque dentro de mí quiero que llegue el momento.

Es un maldito celoso, inseguro, irrespetuoso, torpe, maricon.

Ayúdenme, no sé cómo estar bien conmigo misma. No lo consigo y hasta he pensado en el suicidio por su culpa.

(Visited 134 times, 2 visits today)