Cuando tenía 7 años, mi mamá estaba embarazada de mi hermana menor, y por motivo de esto, se alejó un poco de mi hermana mayor y de mí. Al llegar el momento de nacer mi hermanita, fue toda una tortura: el embarazo se complicó y mi mamá tuvo que estar tres meses en el hospital. Por ello, a mi hermana y a mí, nos tocó repartirnos con nuestra familia.

A mí me tocó quedarme con mi abuela, quien vivía con mis tíos y mi primo de 15 años. Ella siempre ha sido bipolar y nunca ha tenido tiempo para mí, entonces la mayor parte del tiempo lo pasaba sola, y eran esos momentos de soledad cuando mi primo aprovechaba para buscarme y meter sus dedos en mi entrepierna.  Yo siempre había sentido su mirada, extraña e incómoda, pero era demasiado pequeña como para entender de qué podía tratarse.

En ese momento sólo distinguía el dolor que me causaba aquel abuso y la sangre que brotaba cada vez que me tocaba, sentía incomodidad. Durante esos 3 meses él hizo todo lo que el tiempo le alcanzó.

Pasaron un par de años y mi primo desapareció de mi vida, pero sólo bastaron 2 años para recordar qué se sentía ser tocaba por un hombre mayor que yo.

Cuando tenía 9 años solía salir mucho con mi mamá y siempre nos encontrábamos con un amigo de ella, era un hombre muy amistoso. Siempre nos invitaba a tomar algo.

Un día yo iba sola por la calle y me lo crucé. El hombre, muy amablemente, me invitó a tomar algo y yo accedí, pues era algo que solíamos hacer y no me pareció extraño. Me llevó a un bar bastante oscuro, y allí aprovechó para tocarme mientras me decía al oído lo hermosa que yo era. En esos momentos, como suele pasar, me quedé paralizada y no hice nada por miedo. Cuando se cansó de tocarme, me dijo que me fuera.

Ese mismo año, otro hombre comenzó a perseguirme y a mirarme con esa misma cara que me recordaba a mi primo y a ese amigo de mi mamá. Pero no pasó nada.

Por todo esto crecí con mucho miedo e inseguridad, sin mencionar que mi autoestima ha permanecido por el suelo toda mi vida. Me siento un simple objeto para uso y desuso de los hombres.

Hoy tengo 19 años y no sé con seguridad qué me sucede. Tengo pesadillas con hombres que me están tocando y me llaman la atención historias de violaciones y cosas por el estilo. No entiendo por qué y tengo miedo, la relación con mi pareja actual se deteriora día a día y no por él, sino por mí odio interno.

Espero que alguien pueda ayudarme…

(Visited 1.631 times, 1 visits today)