En todo el país funciona la línea 144 las 24 Hs. y los 365 días del año.

Ofrece contención, información y asesoramiento relacionados con la violencia doméstica y el maltrato. Cuenta con operadores especializados en el tema los cuales son de mucha ayuda en una primera instancia. Ellos van a saber indicarte en que situación te encontrás y dónde debés dirigirte para hacer la denuncia, dependiendo en qué lugar del país te encuentres. Además podés dejar tus datos y los datos de la persona a denunciar para que quede registro de tu llamada.

También podés ingresar a la Sección Mujeres del Ministerio de Desarrollo Social , o bien, bajarte la App para obtener información útil sobre las denuncias.

Si estás en el interior del país, acá podes encontrar un mapa con todos los lugares a los que podés acudir para denunciar.

Ante cualquier situación extrema o que no puedas controlar, llamá al 911.

Antes de hacer una denuncia, tené en cuenta lo siguiente:

  • Recordá siempre que la violencia es un delito: Ejercer cualquier tipo de violencia sobre una persona es un delito punible y nadie debería hacerlo, por eso, es esencial realizar una denuncia para frenar al agresor.
  • No vayas solx: Un poco de apoyo viene bien. Es agradable ver una cara conocida al momento de salir de la entrevista. Además, este tipo de denuncias suelen estar constituidas por procesos de espera bastante extensos.
  • Estate preparadx para hablar: Vayas donde vayas a hacer la denuncia, seguramente tengas una entrevista con personal capacitado como psicólogos o asistentes sociales (en caso de que haya niños de por medio). Allí van a pedirte que cuentes la mayor cantidad de hechos de violencia que recuerdes. No tengas miedo. Este paso es de suma importancia, ya que a partir de tu declaración van a decidir qué medidas preventivas tomar para que el agresor no vuelva a ejercer violencia hacia vos o hacia terceros.
  • Si tenés pruebas, llevalas: Si tenes alguna foto, video, audio o escrito donde el agresor manifestó violencia hacia vos o hacia terceros no dudes en llevarlo ya que sirve, junto con la evaluación psicológica, a la hora de verificar la veracidad de la denuncia. Si no tenés nada de eso no te preocupes, los psicólogos van a evaluarte.
  • Es posible iniciar acciones legales: Al momento de hacer la denuncia y declarar seguramente te pregunten si querés iniciar acciones legales, sean civiles o penales. Hoy en día existen agrupaciones feministas que pueden brindarte contención y patrocinio letrado gratuito brindado por el Estado. Aprovechá estos recursos si lo considerás necesario.
  • No sólo la víctima puede denunciar: Un tercero que haya presenciado los actos de violencia también puede iniciar una denuncia contra el agresor siempre y cuando la víctima pueda ratificarla.
  • No dejes que el miedo te gane: Es normal sentir miedo tanto al momento de hacer la denuncia como posteriormente. No dejes que este sentimiento te gane, tu seguridad es lo primero en estos casos.
  • Evitá todo tipo de contacto con el agresor: A menos que sea absolutamente necesario, evitá acercarte o contactarte de nuevo con el agresor, ya que este va a tratar de convencerte para que vuelvas con él y/o retires los cargos haciendo todo tipo de promesas. Si le das la posibilidad del contacto físico, es probable que considere castigarte por haberlo denunciado, volviendo a caer en la misma situación en la que te encontrabas al principio.

Ante cualquier duda, comunicate con nosotxs a través de nuestras redes sociales:

https://www.facebook.com/nuncamasamiladocom/

https://www.twitter.com/nmaml/

(Visited 2.614 times, 1 visits today)