Hoy sufro violencia de género. Necesito hablar ya que no puedo contar con nadie, dado que es muy fácil juzgar y preguntar ¿cómo dejas que te pegue?

Se podría decir que él es un violento “ocasional”, no vivimos en situaciones violentas diariamente, pero las que existen me dañan mucho física y psicológicamente. Sobre todo psicológicamente. “Sos inútil, no servís para nada ¡te repito lo mismo 300 veces y siempre lo volvés a hacer!”.

Tenemos una hija que en cuanto lo ve nervioso, se esconde. No porque él le vaya a hacer daño, jamás lo hizo. Pero le da miedo verlo así. Por eso yo intento que ella no vea ninguna de estas cosas.

La última vez, me golpeó la cabeza con un control remoto que tenía en la mano. Fue tanto el golpe que me abrió el cuero cabelludo. Totalmente ensangrentada me encerré en el baño para que mi hija no me viera así. Era una herida que necesitaba pegarse, así que, para no tener que dar explicaciones, me bañé y me quedé en el baño hasta que dejó de sangrar por completo.

Me siento inútil, fea y mala todo el tiempo. Sé que se puede salir de este círculo, pero en este momento no encuentro la salida.

(Visited 174 times, 1 visits today)